Parece que Snapchat irrumpe con fuerza en el mundo de las redes sociales. La que hace relativamente poco podía considerarse casi como la gran desconocida de las aplicaciones, sube como la espuma en número de usuarios. Y es que registra ya un número aproximado de 150 millones de usuarios diarios activos, lo que la sitúa por delante de Twitter en este terreno (que tiene unos 140 millones de usuarios que interactúan diariamente, aunque cuente con un total de 320 millones). La aplicación cuenta con una amplia serie de características que la hacen realmente atractiva, destacando probablemente las posibilidades que ofrece para editar fotos y vídeos (pueden grabarse a modo rápido, lento, añadir multitud de filtros…) así como el hecho de que los archivos compartidos se borran en un corto período de tiempo tanto de la pantalla del destinatario como del servidor de Snapchat.

Snapchat

Sin embargo, aquí no terminan sus novedades. La última invención de la compañía Snap Inc. son las Spectacles: unas gafas de sol con cámaras incorporadas. La idea, es la de permitir al usuario grabar vídeos de 10 a 30 segundos desde su propio punto de vista que puedan ser añadidos a Snapchat, compartiéndose mediante bluetooth o wifi. La lente que incorporan las gafas es de 115 grados, lo que permite grabar vídeos circulares (simulando el campo de visión de las personas). Poseen también unas luces LED frontales que advierten de que las gafas están en modo grabación, además de avisar de cuánta batería queda.

Gafas de sol Spectacles

En cuanto a su relación directa con la aplicación móvil, las gafas se conectarían al smartphone mediante wifi o bluetooth como ya hemos comentado, pero también funcionan sin esta conexión. Los vídeos se irían almacenando en la memoria hasta ser compartidos al smartphone. Eso sí, las Spectacles no cuentan con la opción de realidad aumentada en sí mismas, es decir, no permiten añadir los filtros de Snapchat al grabar vídeos con ellas. Lo que sí permite es editar los vídeos grabados una vez compartidos con nuestro Smartphone.

Al margen de todas estas características, que sin duda nos hacen poner la atención en el producto, lo que más atractivo lo hace es, sin duda, su precio: alrededor de 115 euros. Para establecer una comparación y decidir qué nos parece, tenemos el ejemplo de las Google Glass, cuya primera versión (2014) costaba alrededor de 1500 euros.

Ahora sí, juzguen ustedes mismos.